Decoloración

La decoloración del vello superfluo puede ser una alternativa a la depilación, siempre y cuando el vello de la zona a tratar no sea demasiado grueso o espeso.

  • Decoloración Brazos enteros: especialmente indicado para la zona de los antebrazos donde el vello suele ser más fino.
  • Decoloración Piernas: dependiendo del grosor del pelo y su longitud puede dar un resultado más eficaz de lo que esperamos.
  • Decoloración Vientre
  • Decoloración Facial: para el vello del rostro especialmente el situado sobre el labio superior y  en el contorno de la cara y barbilla.


Sobre la decoloración

Con la decoloración de vellos se disimula hábilmente la excesiva proliferación o longitud del vello por el sencillo método de rebajar al máximo su coloración. Para ello existen preparados especiales que la profesional aplica teniendo en cuenta las características individuales de la piel de la paciente.

Habitualmente estos productos son utilizados para la decoloración del
vello del rostro, antebrazos y piernas, o la zona que rodea al ombligo, es decir, para todas aquellas zonas que tengan pelos incipientes o el vello delgado y no abundante.

Como es lógico, este tratamiento ha de repetirse periódicamente a medida que el vello va creciendo. Sin embargo
resulta más eficaz de lo que a primera vista pudiera parecemos.